OZONO

El ozono (O³) es una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno. Se forma cuando los dos átomos de oxígeno (O²) se descomponen y se unen a otro átomo de oxígeno formando el Ozono (O³).

Usos del ozono

El ozono tanto en aire como en agua es un potente desinfectante, bactericida, virulicida y fungicida.

Las principales aplicaciones del ozono son para la desinfección, desodorización del ambiente y para el tratamiento y purificación de aguas. Con ello se consigue la eliminación de microorganismos patógenos y malos olores.

Ozono como desodorizante: elimina todo tipo de olores

El tratamiento con ozono en el aire se encarga de desinfectar y neutralizar cualquier tipo de mal olor desde su raíz, eliminando así la causa que lo produce. Hay que destacar que el ozono además, no produce ningún tipo de residual tóxico ya que pasado un tiempo vuelve a su forma original de oxígeno (O²), siendo, por tanto, respetuoso con el medio ambiente garantizando el bienestar de las personas.

Este tratamiento es muy útil en espacios cerrados donde no se suele renovar el aire constantemente. En este tipo de espacios, y además si hay una gran afluencia de gente, se generan olores desagradables (tabaco, comida, humedad, sudor, etc.) debido a las moléculas en suspensión y la acción de los distintos microorganismos sobre ellas.

Usos del ozono

El ozono tanto en aire como en agua es un potente desinfectante, bactericida, virulicida y fungicida.

Las principales aplicaciones del ozono son para la desinfección, desodorización del ambiente y para el tratamiento y purificación de aguas. Con ello se consigue la eliminación de microorganismos patógenos y malos olores.

Ozono como desodorizante: elimina todo tipo de olores

El tratamiento con ozono en el aire se encarga de desinfectar y neutralizar cualquier tipo de mal olor desde su raíz, eliminando así la causa que lo produce. Hay que destacar que el ozono además, no produce ningún tipo de residual tóxico ya que pasado un tiempo vuelve a su forma original de oxígeno (O²), siendo, por tanto, respetuoso con el medio ambiente garantizando el bienestar de las personas.

Este tratamiento es muy útil en espacios cerrados donde no se suele renovar el aire constantemente. En este tipo de espacios, y además si hay una gran afluencia de gente, se generan olores desagradables (tabaco, comida, humedad, sudor, etc.) debido a las moléculas en suspensión y la acción de los distintos microorganismos sobre ellas.

¿Cuáles son las propiedades del ozono?

El ozono es un gas oxidante y desinfectante, lo que lo convierte en un Biocida 3000 veces más potente y efectivo que la lejía o cualquier otro desinfectante químico. Elimina un 99,6% de microorganismos patógenos como virus, bacterias, hongos, moho, esporas, etc. De todo lo que toca.

El ozono elimina los malos olores atacando directamente sobre la causa que los provoca (sustancias pestilentes), y sin añadir ningún otro olor para intentar encubrirlo, como hacen los ambientadores.

El ozono, a diferencia de otros desinfectantes, no deja residuos químicos tóxicos ya que es un gas que se descompone y transforma rápidamente en oxígeno.

¿Cuáles son las propiedades del ozono?

El ozono es un gas oxidante y desinfectante, lo que lo convierte en un Biocida 3000 veces más potente y efectivo que la lejía o cualquier otro desinfectante químico. Elimina un 99,6% de microorganismos patógenos como virus, bacterias, hongos, moho, esporas, etc. De todo lo que toca.

El ozono elimina los malos olores atacando directamente sobre la causa que los provoca (sustancias pestilentes), y sin añadir ningún otro olor para intentar encubrirlo, como hacen los ambientadores.

El ozono, a diferencia de otros desinfectantes, no deja residuos químicos tóxicos ya que es un gas que se descompone y transforma rápidamente en oxígeno.

Ventajas y beneficios del ozono

El ozono en aire o agua realiza dos funciones principales: microbicida y desodorizante.

Ozono como microbicida: Elimina bacterias, virus, hongos y esporas

Es quizás la propiedad más importante del ozono y por la que más aplicaciones se le atribuyen.

Un microbio es un microorganismo denominado patógeno, son los que poseen la capacidad de provocar enfermedades contagiosas. Estos permanecen muchas veces sobre todo tipo de superficies, en todo tipo de fluidos, o bien flotan en el aire asociados a pequeñas motas de polvo, especialmente en sitios cerrados donde el aire se renueva muy lentamente.

El ozono, gracias a sus propiedades oxidantes, es considerado uno de los microbicidas más rápido y eficaz que se conoce, pudiendo actuar ante microorganismos como bacterias, virus, hongos y esporas. Todos ellos son responsables de problemas de salud en humanos y también de malos olores. El ozono destruye la membrana que cubre estos microorganismos eliminándolos, evitando también que puedan regenerarse o adherirse a las superficies.

Ventajas y beneficios del ozono

El ozono en aire o agua realiza dos funciones principales: microbicida y desodorizante.

Ozono como microbicida: Elimina bacterias, virus, hongos y esporas

Es quizás la propiedad más importante del ozono y por la que más aplicaciones se le atribuyen.

Un microbio es un microorganismo denominado patógeno, son los que poseen la capacidad de provocar enfermedades contagiosas. Estos permanecen muchas veces sobre todo tipo de superficies, en todo tipo de fluidos, o bien flotan en el aire asociados a pequeñas motas de polvo, especialmente en sitios cerrados donde el aire se renueva muy lentamente.

El ozono, gracias a sus propiedades oxidantes, es considerado uno de los microbicidas más rápido y eficaz que se conoce, pudiendo actuar ante microorganismos como bacterias, virus, hongos y esporas. Todos ellos son responsables de problemas de salud en humanos y también de malos olores. El ozono destruye la membrana que cubre estos microorganismos eliminándolos, evitando también que puedan regenerarse o adherirse a las superficies.