Factory Ecologic

Qué es la Ósmosis Inversa

Seguro que en muchas ocasiones habréis oído hablar de la osmosis y ósmosis (las dos son correctas). Pero, ¿en qué consiste la ósmosis inversa? ¿para qué sirve? ¿cómo funciona? En este artículo resolvemos todas estas incógnitas, arrojando luz sobre este efectivo sistema de filtración de agua. Ver cómo funciona y qué beneficios domésticos tiene como mecanismo de tratamiento del agua.

Qué es la ósmosis inversa

La ósmosis inversa es un sistema de filtración de agua que funciona mediante el uso de la presión para eliminar impurezas del agua. Con la fuerza de esta presión, se conduce el agua por una membrana semipermeable, desde una solución menos concentrada a una solución más salina para equilibrar las concentraciones. Así, se produce la separación del agua pura de cualquier contaminante. En ocasiones el agua puede contener una serie de sustancias nocivas para la salud, como el plomo, el cloro o posibles virus y bacterias. Gracias a este sistema todas estas sustancias son totalmente eliminadas.

Por ello, podemos afirmar que se trata del proceso de purificación del agua más efectivo y natural, ya que no usa ninguna sustancia en el proceso. De ahí que sea tan conocido y, sobre todo, tan usado.

Cómo funciona

Vamos a intentar explicarlo de manera sencilla para que cualquiera lo pueda entender, con independencia de los conocimientos previos. El proceso consiste en que el agua es impulsada por una membrana, que se ocupa de filtrar las moléculas puras de ese agua. Ese agua, ya desinfectada, llega al depósito para ser consumida. El agua sobrante y todas sus partículas se desechan por el desagüe.

Sin embargo, en este proceso intervienen una serie de filtros y elementos diferentes que son esenciales para la eficacia de la desinfección:

  1. Filtro de sedimentos: retiene las partículas que están en el agua para que no lleguen ni a ser consumidas, ni a deteriorar la membrana y el resto del equipo.
  2. Filtro de carbón prensado: elimina el cloro del agua y los compuestos químicos que puedan dar lugar a un mal sabor u olor. Además, protege a la membrana de sufrir perforaciones causadas por el cloro.
  3. Filtro de carbón granulado: sigue con el proceso de filtración para conseguir un agua lo más pura posible.
  4. Membrana de ósmosis: contiene los elementos de filtrado más sofisticados, por los que se elimina todos aquellos compuestos nocivos.
  5. Filtro remineralizador: elimina el sabor residual.
  6. Acumulador: hasta aquí llega el agua lista para ser consumida.

Cómo se instala el sistema de ósmosis inversa en casa

La instalación de este sistema es muy sencillo y beneficioso para el hogar. Con la ayuda de un instalador, sólo hay que seguir estos pasos, que son más fáciles de lo que parece:

  1. Colocar el grifo de ósmosis: en función del espacio que tengamos disponible en el fregadero de la cocina, elegiremos una ubicación u otra.
  2. Colocar el desagüe: es importante medir bien el diámetro del desagüe del equipo de ósmosis, que irá junto al del fregadero.
  3. Montar los filtros: es importante realizarlo con guantes, ya que vienen esterilizados de fábrica. Primero comenzamos con la instalación del filtro de sedimento. Seguidamente, con el de carbón granulado y, por último, el de carbón compacto. Una vez montados, sólo hay que fijar bien el montaje con una llave.
  4. Conectar el circuito del agua al contenedor de la membrana: se afloja la capa del contenedor y se coloca la membrana semipermeable.
  5. Comunicar la membrana con el acumulador: mediante un tubo se conecta un postfiltro al grifo de ósmosis. También es necesario utilizar otros dos tubos para el desagüe y para enlazar la entrada del agua de la red al equipo de ósmosis inversa.

En nuestra empresa recomendamos Osmo Factory, posiblemente el mejor equipo que hay en el mercado.

Beneficios de la ósmosis inversa doméstica

Como ya hemos comentado a lo largo del artículo, es muy fácil averiguar los beneficios de la ósmosis inversa.

Al no usar ningún activo químico en todo el proceso, es un sistema muy respetuoso con el medio ambiente y seguro para la salud de las personas. Además, para el funcionamiento del sistema, se requiere un consumo mínimo de energía, por lo que ahorramos al mismo tiempo que contribuimos ecológicamente.

También se ahorra en espacio en la cocina, a diferencia de lo que ocurre con otros sistemas de tratamiento de agua. Al ser equipos compactos, no necesitamos mucho espacio para poder disfrutar de él. Y, además, su mantenimiento es escaso debido a su diseño modular.

Sin embargo, si tenemos que destacar una ventaja de la ósmosis inversa por encima de todas es su importancia para mejorar la salud. Gracias a todo su minucioso proceso de filtrado, conseguimos obtener un agua totalmente pura.

Algunas personas con patologías como la hipertensión o con enfermedades hepáticas pueden verse beneficiadas, por la eliminación del sodio en el agua. De la misma manera, el agua tan tratada como esta es de gran ayuda para personas enfermas de cáncer. Durante los tratamientos de quimioterapia o radioterapia, el sistema inmunológico se debilita, por lo que es esencial evitar cualquier presencia de microorganismos o bacterias en el agua a consumir.

Deja un comentario